Adolfo Pastor*. LQSomos. Abril 2017

Homenaje a Marcos Ana en Madrid, en el Teatro del Barrio

El destino nos lleva a que sea también homenaje a Enric Pubill, el presidente de Expresos Polítics de Barcelona, que muere a las pocas horas de rendir homenaje a su compañero en la prisión de Burgos.

Acaban de dar las diez.
Me he puesto la camisa negra. Es la indumentaria del coro de “iaioflautes” de Barcelona. Nos vamos a Madrid. Cuando lleguemos a la capital haremos el último ensayo. Nuestro director ha tenido que marchar a Argentina, su país, a causa de la muerte de su madre y no ha podido estar con nosotros en esta última semana.

Hemos preparado tres canciones, solo tres, porque el meollo del acto es el estreno de A VOZ AHOGADA. Será un homenaje a Miguel Hernández, a Marcos Ana, y a todos los prisioneros del franquismo, injustamente encarcelados, asesinados unos, torturados todos, condenados a muerte en unos juicios de pantomima, fusilados o asesinados por el hambre, el maltrato, la enfermedad.
Marcos Ana fue asesinado en vida entre los muros de las cárceles, torturado salvajemente, condenado a muerte dos veces…pero resucitó a la vida para bien de sus hermanos presos, perseguidos y torturados en las prisiones franquistas y en todas las prisiones del mundo.
Cuando, en 1962, fue puesto en libertad, en el exilio, sus amigos y admiradores lo hicieron líder de todos los luchadores por la libertad y la justicia a favor de todos los prisioneros políticos españoles. Pregonó a los cuatro vientos la situación de sus hermanos presos en las cárceles franquistas. En sus viajes a países de Europa y América fue arropado y homenajeado por todas las personas más importantes del mundo de la cultura y la política que sentían las mismas ansias de lucha por la justicia y la libertad de todas las mujeres y los hombres de todos los pueblos.
El franquismo, arrepentido quizá de haber abierto la jaula, intentó acallar el canto del poeta de la cárcel. Pero el mundo de las personas buenas como él, sabía de las mentiras y calumnias del franquismo y lejos de amedrentarse, le ayudaron a elevar el vuelo y seguir proclamando la verdad en universidades, centros culturales, programas de radio y de televisión.
Marcos Ana fue un gran poeta en el silencio de la cárcel y fuera, pero, sobre todo fue un hombre bueno. Su corazón, abierto a sus hermanos que sufren, es todo amor y en él no hay el menor atisbo de rencor.

Son las 12.
Arranca el AVE. Viene con nosotros Enric Pubill, compañero de cárcel de Marcos Ana, actual presidente de Expresos y Antonia, “iaiaflauta”, creadora del Coro, la niña que nació en la cárcel. LLuís Martí Bielsa se ha quedado en casa. Su espíritu sigue joven, pero su cuerpo no le acompaña.
Llegamos a Madrid…en las pocas paradas de AVE, destaca la de Guadalajara, un tanto fantasma y creada con calzador por la que se cree poseedora de la verdad absoluta, según me explica algún pasajero.
Llegamos a Atocha. El grupo de ”iaioflautes” se expande como una acordeón buscando los acordes, hacia la salida.
– Hacia allá- señala alguno. La blanca cabellera nevada de Pubill brilla por entre las cabezas del río de los pasajeros.
Nos distribuyen entre los dos hoteles, según la largura de la estancia en la capital de las Españas.
Aunque es un poco tarde, algunos todavía no hemos comido y lo hacemos en un sencillo restaurante regentado por un simpático peruano, delante de nuestro hotel. Por probarlos, pido una cazuela de callos madrileños, sin garbanzos y con cuchara.
Tomando el café, sin pérdida de tiempo, observo que mis compañeros han salido del hotel y me uno al grupo.
Salimos hacia el lugar donde haremos el último repaso de las tres canciones. Nos acompaña hasta el local, un amable yayoflauta madrileño, amigo, que estuvo viviendo en Barcelona nueve años, en luchas, como ahora, por la libertad y la justicia.
Por el camino se nos une nuestro maestro director Jorge Sarraute que acaba de llegar Argentina. Se le nota cansado, pero dispuesto a la lucha porque “els iaioflautes” den su fruto musical de acordes con ritmo republicano.
Acabamos el último ensayo, damos una vuelta por las calles de este barrio de letras y cultura… Cervantes, Lope de Vega… y se acerca la hora del estreno.
Nos acercamos al teatro interesándonos por las entradas que hemos solicitado para amigos madrileños. Me asaltan dudas… no están en la lista los nombres de las dos personas amigas gavilleras, para las que yo había reservado.
Pasa lista la encargada (según dice alguna “iaia”, es la concejala de cultura del Ayuntamiento) y escucho Santa Cruz de Moya, con dos entradas reservadas. Son las mías, las guardo, esperando la llegada de mis buenos amigos gavilleros, que llegan al momento.
Nos abrazamos, hablamos de Memoria y exhumaciones y se hace la hora.
Sorpresa. Ante nuestros ojos, sonriente, con tez morena de planteles de tomates y playa se aparece, en su silla de ruedas, rodeado de su familia que siempre lo acompañan, nuestro otro amigo guerrillero, luchador de igualdad y de justicia, Lluís Martí Bielsa, el que creíamos que no vendría.
Abrazo afectuoso a Bielsa y sus familiares.
Entramos, ordenadamente, “els iaioflautes” al escenario, donde nos han preparado un semicírculo de sillas.
Empieza el acto. El presentador hace la introducción literaria. Primera canción, A las Barricadas. Sale bien y con buen ritmo guerrillero.
Al momento, el presentador da paso a nuestros dos guerrilleros, luchadores incansables.
Enric Pubill y Lluís Martí Bielsa ocupan el centro del escenario. De pie, Enric desgrana su discurso, leyendo las dos hojas preparadas…recuerdos, memoria, homenaje…lucha por la justicia y la libertad en la cárcel de Burgos, en el ayer, y solicitud a los jóvenes de hoy y del mañana por la misma justicia y libertad que en cuantos actos participa, solicita.
Bielsa, sentado en su silla, tez morena y viva mirada, docta palabra, lee su corto mensaje.
Segunda canción, En España las flores.
Antonia, Toñi, la “iaioflauta” que nació en la cárcel y en ella vivió de niña, nos dice su mensaje de homenaje a los presos del franquismo, y en su nombre, a Miguel Hernández, de cuya muerte se cumple hoy su 75 aniversario, Marcos Ana, muerto el año pasado y Enric Pubill i Lluis Martí Bielsa que nos honran con su presencia.
Ultima canción, Mi casa y mi corazón, poema de Marcos Ana, musicado por nuestro director
Salimos fuera de la sala los iaioflautes, dejando nuestras butacas para amigos de Madrid que pueden asistir al estreno.
Acabada la representación, celebramos el éxito junto a los actores. Me doy cuenta entonces de que Enric Pubill ha marchado al hotel, se encontraba cansado. No así Lluís Martí Bielsa que se encuentra sonriente en su silla de ruedas hasta que todos marchamos a descansar.

Mañana del 29. La primera noticia es que Enric Pubill no se encuentra bien.
Le llevan el desayuno a su habitación. Prefiere adelantar su vuelta a Barcelona y no ir a un hospital o llamar a un médico.
Lo trasladan a la estación y lo acomodan en lugar preferente donde pueda encontrarse más cómodo. Lo acompaña una “iaioflauta”.
Pasamos la mañana visitando Madrid.
Llega la hora de la comida.
No estamos todos, pero sí un grupo numeroso.
Nos encontramos a mitad de la comida y sale Antonia fuera del comedor.
Al cabo de unos minutos vuelve a entrar. Una compañera nos hace observar la cara de Antonia.
– Algo grave sucede…
En aquel momento entran los componentes del grupo de teatro
– Enric Pubill ha muerto. No le ha dado tiempo de volver a su casa. Poco antes de llegar a Zaragoza, su corazón no ha aguantado más.
Nos quedamos helados. El silencio es profundo. Pero al momento la reacción es casi unánime.
– Se nos ha ido un gran luchador, cumpliendo hasta el momento final su voluntad de luchar por la justicia y la libertad, con su palabra incansable. Su recuerdo estará siempre presente entre nosotros.
Acabada la comida volvemos hacia el hotel a descansar, mientras un grupo marcha hacia la estación, de vuelta a Barcelona.
Los que nos quedamos tomamos la determinación de volver al teatro esta noche, pues la representación será en honor y homenaje de nuestro amigo Enric Pubill.
La obra ha sido de una emoción continua. El actor que interpreta el personaje de Enric, borda, con gran profesionalidad, su interpretación, y lo mismo el resto de actores. No acabamos de entender cómo, si es homenaje a Enric, no se ha dicho nada al principio.
Al final de la interpretación una foto en la pantalla y las palabras emocionadísimas de Ramón nos hace derramar las lágrimas a actores y espectadores y entendemos por qué no se ha hecho hasta el final.
Todos hermanados aplaudimos con fuerza, como homenaje y en recuerdo de nuestro amigo, el gran luchador Enric Pubill.
Nuestro homenaje a Miguel Hernández, Marcos Ana se ha convertido también en un sentido homenaje especial a Enric Pubill.
En diversos grupos hemos ido abandonando Madrid y volvemos a Barcelona. Tenemos necesidad de acompañar a su familia, especialmente a su ” madrina” María.
Salud, camarada Enric. Siempre te recordaremos.

* Expresidente y responsable de desaparecidos en la Asociación “La Gavilla Verde”. Activista iaioflauta barcelonés. Catalá y Manchego de Cuenca, al fondo a la izquierda en Las Rinconadas

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/04/a-voz-ahogada-loquesomos.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/04/a-voz-ahogada-loquesomos-150x150.jpg@FolckiLa escenaMÁS AUTORESA voz ahogada,Enric Pubill,iaioflautes,La Gavilla Verde,Marcos Ana,Miguel HernándezAdolfo Pastor*. LQSomos. Abril 2017 Homenaje a Marcos Ana en Madrid, en el Teatro del Barrio El destino nos lleva a que sea también homenaje a Enric Pubill, el presidente de Expresos Polítics de Barcelona, que muere a las pocas horas de rendir homenaje a su compañero en la prisión de...Cultura Libre, Comunicación Libre
Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Reddit0Print this pageEmail this to someone