LQSomos. Especiales. Mp3

Entrevista a Mª Teresa Molares.

Estamos quizá ante los momentos más bajos de la monarquía española. El Rey va disminuyendo la popularidad que tuvo en otra época, su hija y su yerno envueltos en casos de corrupción, y una nueva generación joven de ciudadanos que no entienden por qué una familia con un determinado apellido debe gozar de privilegios.

Sin embargo, ¿podemos pensar que estamos más cerca de una Tercera República en el Estado español? Aunque en las señas de identidad de los llamados partidos de izquierdas la República como forma de organización política está presente, la mayoría de los partidos parlamentarios no parecen estar por la labor, entonces… ¿seguimos con las deudas contraídas en la transición? ¿Cómo debería ser esa Tercera República? ¿Cómo hacerla posible?

Sobre este asunto los compañeros del programa ‘El Candelero’, de Radio Vallekas, en Madrid, nos ofrecen la siguiente entrevista con la politóloga y profesora universitaria, María Teresa Molares.

Cayeron las barreras. Cuestionados abiertamente por los ciudadanos, el Rey y la Monarquía se tambalean. La crisis económica e institucional puede llevarse por delante a un régimen heredero del franquismo del que, dicen los republicanos, no puede venir el cambio necesario. Incluso empujan en la misma dirección ciertos sectores del poder temerosos de que la Corona los arrastre en su caída.

El 70% de los españoles no votamos la Monarquía.Nadie de entre los menores de 52-53 años tenía en 1978 la edad suficiente para acudir a las urnas cuando los españoles fueron llamados a votar ‘sí’ o ‘no’ a una pregunta, “¿Aprueba usted el Proyecto de Constitución?”, planteada como un ‘todo o nada’, un cheque en blanco hacia una democracia tutelada por Juan Carlos I o la continuidad de las leyes del franquismo. 35 años después, la valoración de la Corona entre los ciudadanos es la peor de su historia: en la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas correspondiente al mes de abril obtenía una puntuación de 3,68 sobre 10. ¿Por qué, entonces, continuar con ella?

¿Porque es útil? “Que alguien pueda sostener que la Monarquía tiene alguna utilidad en la España actual me parece delirante. Dudo de que alguna vez haya sido útil, pero no cabe duda de que hoy se ha convertido en una parodia de sí misma”, contesta el historiador Josep Fontana, profesor emérito de la Universidad Pompeu Fabra.

¿Porque en la actual situación de crisis y deterioro de las instituciones garantiza la estabilidad necesaria para salir adelante? “En las extraordinarias circunstancias actuales, de crisis económica e institucional, la Monarquía, y en concreto Juan Carlos, no pueden encabezar el movimiento de regeneración política, cultural y educativa que necesitamos”, afirma Julián Casanova, catedrático de Historia por la Universidad de Zaragoza.

El auto nº 256/2013, de 7 de mayo, dictado por la Audiencia Provincial de Palma en el procedimiento penal seguido contra Iñaki Urdangarin y su ex socio Diego Torres, ha dejado sin efecto la citación en condición de imputada de la Infanta Cristina de Borbón acordada por el Juzgado de Instrucción núm. 3 de Palma. El procedimiento citado ha hecho -y hará- correr ríos de tinta y la citación de la hija del rey y la posterior resolución de la Audiencia de Palma aún más, teniendo en cuenta que por primera vez un juez ha considerado que existen indicios racionales de una posible comisión de unos o varios delitos por parte de un miembro de la familia real española. Es decir, por primera vez, las numerosas noticias, muchas bien fundamentadas, relativas a los negocios poco limpios los Borbones, han superado los límites del terreno periodístico o del debate para llegar al terreno judicial.
 
Pero exactamente, ¿qué dice el auto que suspende la citación de la Infanta? En síntesis dos cosas importantes; una primera, que, de momento, no considera que haya indicios para Cristina de Borbón declare en condición de imputada en relación a los presuntos delitos cometidos en torno al Instituto Nóos. Segunda, que es necesario investigar más en concreto sobre una posible comisión de delitos contra la hacienda pública y por blanqueo de dinero para una utilización fraudulenta de la sociedad Aizoon, participada al 50% por aquella y su marido Iñaki Urdangarin. Resumidamente, estas son las dos cuestiones que plantea la resolución judicial que comentamos y que se desprenden de una lectura mínimamente atenta de la misma. No es una resolución tan favorable a los intereses de la Infanta en particular y de la Casa Real en general como se ha presentado por parte de algunos medios de comunicación, sin duda por ignorancia o interés político o por mezcla de ambas cosas. Y esto, a pesar de que puedan no compartirse muchas de sus argumentaciones que, entre otras cuestiones, están viciadas en ocasiones de una actitud servil impropia del poder judicial de un estado que se llama social y democrático de derecho y que declara, entre los valores superiores de su ordenamiento jurídico, los de justicia y de igualdad (artículo 1.1 de la Constitución de 1978). De que la resolución no es tan favorable para los intereses de la monarquía puede ser una pista el hecho de que, tras unas primeras declaraciones diciendo que se respetaba la resolución judicial -a diferencia de la presión evidente que significaban las críticas a la resolución de imputación del instructor- la Casa Real ha guardado un significativo silencio, es probable que asesorada por la defensa de la Infanta.
Cada día que pasa las sospechas sobre la monarquía como una insondable caja negra se acrecientan, mientras los agentes representativos del sistema (el duopolio dinástico hegemónico PP-PSOE y las centrales mayoritarias CCOO-UGT) miran para otro lado convertidos en sentidos cortesanos. Y no solo eso, cuando el hedor de la corrupción sitúa a la corona como posible epicentro de la trama, acuden presurosos a escenificar un gran pacto nacional como satélites de la Marca España.
 
Ya no es solo lo que consta en los autos del “caso Nóos, que afecta directamente a la Infanta Cristina, hija de Juan Carlos, y a su marido Iñaki Urdangarín. Un asunto de novela negra y opera bufa si no fuera porque ni en los relatos más escabrosos del género existen argumentos que liguen la utilización de un organización filantrópica y miembros de la realeza gobernante para desplumar a los ciudadanos. Y mucho menos que semejante expolio se perpetre cuando la mayoría de los españoles viven en situación de emergencia social y se haga con el beneplácito in vigilando de la fiscalía, la abogacía del Estado y la acusación del gobierno balear, que deberían ser los elementos más activos de apoyo a la investigación que, a trancas y barrancas, realiza el meritorio juez Castro. No, la Corona no está solo presente en la distancia en el affaire del dúo Cristina-Urdangarín. Recordemos que en la Zarzuela se realizó una entrevista clave para que la fundación Nóos obtuviera un contrato de la Generalitat Valenciana, con asistencia física de Francisco Camps y Rita Barbera. Encuentro que al parecer no figura en su libro de registros.
Hace unos días he estado comunicándome con Josep M. Vall, el portavoz de las 22 entidades catalanas adheridas a la Declaración de Montsuar, cuyas propuestas son bien claras en relación a la monarquía, como puedes leer en la noticia (clic aquí) y en su comunicad: Anexo I.

Estas organizaciones afirman, como recoge la historia, que los títulos nobiliarios del rey y del príncipe "se abolieron definitivamente en Catalunya con la proclamación de la República Catalana y la II República Española en 1931, pero fueron rehabilitados por la dictadura del general Franco recién acabada la Guerra Civil" y exhortan "a los Ayuntamientos de Barcelona, Girona y Cervera a desvincularse también de una monarquía forastera, parasitaria del erario público, establecida en Catalunya por la fuerza de las armas, que no reconoce ni respeta la soberanía catalana, contra la cual se ha manifestado pública y reiteradamente". También rotundamente expresan: "el actual régimen monárquico fue impuesto por la dictadura franquista. Juan Carlos de Borbón, heredero de Francisco Franco, nunca ha sido avalado por las urnas ni ha aceptado someterse a un referéndum específico sobre la continuidad de la jefatura que representa. Además, bajo su reinado se ha amparado una inmensa corrupción institucional que contamina hasta a su propia familia".
Recientemente hemos sabido que el coronel retirado Amadeo Martínez Inglés ha sido condenado por haber cometido un delito de injurias graves al Rey y, precisamente, dicha condena ha sido confirmada por el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, por mayoría de sus magistrados.
 
Sólo cuatro magistrados se mostraron en contra de dicha sentencia, parecer que incluyeron en un voto particular. No es un dato menor que en este grupo disidente se encuentre el Presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska.
 
Las manifestaciones vertidas mediante publicidad por el coronel retirado se contextualizan en una crítica al monarca porque su yerno esté implicado en el denominado Caso Nóos, que investigael juez José Castro en Palma de Mallorca.
 
Al hilo de esta crítica, vierte expresiones como“putero, borracho, cabrón, ninfómana…”, que según la sentencia han ido dirigidas a la persona del rey y, según el voto particular de cuatro magistrados, se referían a la dinastía de los Borbón, “en el ámbito de la valoración histórica”, no contra su persona.
 
Entre ambas posturas judiciales no hay término medio: la mayoría entiende que se ha cometido delito; la minoría de cuatro magistrados sostiene que hay que absolver porque se trata de una crítica, una opinión, en el marco de un Estado democrático, en cuyas reglas del juego se incluye la más feroz crítica a sus instituciones.
Banner
  • ACTUALIDAD
  • GENTE
  • HUMOR

Si te pega es maltrato, denúncialo... 

 

TMB es burla de les peticions de Stop Pujades

 

 

Fanfarria Taquikardia

 

Jueves, 14h30. Habla el Presidente del BCE, Mario Draghi. El Consejo ha dejado igual los tipos de interés. Dice Draghi que la perspectiva de una baja inflación está basada en una economía débil y que si hace falta, el BCE estaría de acuerdo en aplicar medidas no convencionales, la famosa compra de activos (estímulos monetarios) de los que veníamos hablando aquí..

 

LA VIÑETA

INFOGRAFÍA

#MarcaEspaña

Últimos Comentarios en Especiales

HABLAMOS

Arabic Basque Catalan Chinese (Simplified) English French Galician German Greek Italian Portuguese Russian

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons

Homepage-Sicherheit