LQSomos. Reflexión

Los libros de autoayuda se han convertido en el contexto actual de crisis social en uno de los sectores editoriales más relevantes, poseyendo una enorme influencia sobre la vida de millones de personas que atraviesan momentos difíciles. Sin embargo, no es infrecuente que sirvan de vehículo de transmisión de los valores más rancios de las ideologías dominantes, o que se hallen vinculados a intereses comerciales (como por ejemplo las publicaciones del “Instituto Cocacola de la Felicidad”). Así, junto a libros muy interesantes es frecuente encontrar títulos como “ Conquistar el mundo es fácil’, “Gestiona tu vida como una empresa”, “Los guerreros de la mente”, etc.

Sorprendentemente, el contenido, el análisis de los valores que transmiten estos libros, queda con frecuencia muy al margen del debate social y científico. Por supuesto, no es que abogue por ningún tipo de regulación –la libertad es fundamental, aunque se ha de diferenciar de la publicidad engañosa- pero sí que abogo por una actitud crítica, incluso radicalmente crítica hacia este surtido inagotable de oferta de autoayuda del mundo de hoy

Paco Camarasa: “Esta sociedad está compuesta por consumidores y no por ciudadanos”.

Entrevistamos a Paco Camarasa, librero y comisario del festival literario del género policiaco “BCNegra”, que en febrero de este año cumplió su séptima edición y promete seguir siendo uno de los encuentros de referencia de la novela negra en el mundo. De cómo capean la crisis las pequeñas librerías especializadas y de otras cosas, conversamos con este valenciano de apasionado verbo y conocimientos enciclopédicos sobre las novelas que en Catalunya tradicionalmente se conocían como de lladres i serenos (ladrones y serenos).

Un sábado soleado llegamos Francesc y un servidor a la Barceloneta, el barrio marinero de Barcelona, perteneciente al distrito de Ciutat Vella. Eran las doce del mediodía, una hora un tanto intempestiva para gente de malvivir como nosotros, sobre todo en fin de semana. Después de desperezarnos con café y sendas barreges nos dirigimos a buscar a nuestro sospechoso. Lo localizamos en el número 5 de la calle de la Sal. Al advertir nuestra presencia, el sujeto corrió a esconderse tras las puertas del garito que regenta, una librería llamada “Negra y Criminal”, tapadera de los negocios turbios de este elemento. Como si vender libros no fuera ya una actividad que ronda el delito, no en vano nuestras autoridades políticas ya penalizan este comercio cultural con el 21% de IVA.

Estoy comiendo alpiste con cuchara…

Los poemas de Filí-Melé (1976)

Está bien, pero yo noto que hay una constante, o sea, un elemento que se repite en tu obra: la idea del muerto o de la muerte y su relación con la comida. En La muerte de mamá, el lector se enfrenta con la dura escena del ojo.

Félix Córdoba Iturregui

Hoy, mientras millones de personas en el mundo no tienen qué comer, otros comen demasiado y mal.

Esther Vivas

I. Cocinando: oda a Ray Barreto

Quitó Cien años de soledad y Los hermanos Karamasov de la mesita y cuando pasó por la cocina los tiró a la basura.

Las muñecas de la Calle del Cristo(1989)

En la cocina literaria, los libros se amontonan, como en la novela, La biografía (1984): “Julio me mira extrañado desde lo último de la cocina. Aun allí lee. La cocina llena de libros” (todos los títulos sin mención de autor, pertenecen a Silén).

a) La seriedad de nuestra carcajada

Es verdad que no es fácil establecer una frontera absoluta entre lo que es Literatura y lo que no lo es, pero sí es posible solventar esta dificultad recurriendo a la triple división académica del producto literario: la Literatura en sentido estricto, la obra literaria fallida, la no-literatura.

Estamos mostrando el camino obligado por las sendas de la Teoría y Crítica literarias que marchan siempre indisolublemente unidas. La Fiera Literaria ha transmitido a todos que no es posible hacer una crítica o una valoración si no hay una base teórica en qué asentarla. Cualquiera puede encontrar en nuestros artículos todo el saber del CDNE sobre qué se entiende por Literatura y por qué estamos capacitados en esta revista para juzgar el valor literario de un texto.

b) Génesis de la porquería

Este segundo apartado es crucial para entender la relación entre los tres términos -reflexión, comprensión y terapia-, que guiarán mi discurso por esta repugnante representación litúrgico-literaria, huérfana de dioses y repleta de embaucadores de medio pelo sustentados por la industria del entretenimiento más banal.

Escribir para mí significa revelar información vital a la vez que se vela

Néstor Barreto

Desde Imago, desde Legión y desde Sí, a pesar de su crítica escolástica y constante al poeta que soy (excéntrico, dialéctico, antinihilista, ‘opitimista,’ reidor, he sido, pese a todo, pesa a su miopía, su mejor exégeta.

Yván Silén

Universidad de Bowling Green. Imagino un encuentro que, en verdad, ocurrió: el martes, 24 de septiembre de 2013, Néstor Barreto viaja de Puerto Rico a Detroit, porque al otro día, de 6 a 8 de la noche, leerá en una universidad al norte de Ohio, junto a un poeta chileno, Cristián Gómez Olivares, tres poemas de uno de sus poemarios, Cuestionario de metralla de noemas . tratado de frenoteratología (en proceso 2005-).

Libro compuesto de 27 unidades poéticas, idénticas en cuanto a las 36 preguntas que las estructuran; diferentes, en cuanto a las respuestas que replantean las unidades. 27 veces que, por ejemplo, el sujeto poético del poemario se reinventa al principio de cada unidad poética (inscrita desde la prosa): “mi nombre es Néstor Barreto y soy arquitecto de información... soy Néstor Barreto y soy Kahín... mi nombre es Néstor Arreto y soy el enmascarado de plata... soy invisible... soy zahorí... soy zapador... soy oficiante... soy monstruo...”

Octavio Paz dijo: “las revoluciones suceden cuando los poetas hablan de economía”. Son los versos el último reducto de los sentimientos. Cuando éstos quedan fuera de la realidad la poesía se convierte en agitadora de viento, llama al mundo para que sea capaz de ver horizontes, los dibuja para que sean realidad, liberarlos y hacer visible su encuentro, lo que alguien llama “un cachito de esperanza”.

La apatía social, el inmovilismo, el atasco en que se encuentra cualquier atisbo de revolución tiene mucho qué ver con los sentimientos, porque son la gasolina de todo cambio social. La ruta de las transformaciones sociales es el pensamiento con el cual se forma una mentalidad. Los objetivos forman el mapa y el vehículo son los movimientos sociales en todas sus formas, pero sin combustible nada sirve. Por esta razón al comienzo de la sociedad tecnológica actual muchos pensadores plantearon lo que se conoce como “freudomarxismo”, con el fin de entender la tecnificación del ser humano, de su conciencia, de sus sentimientos, en un proceso que pasa inadvertido porque se normaliza y al estar inmersos en él no somos capaces de verlo.

Una sociedad que tenga en cuenta lo más profundo del ser humano, porque sin sus capacidades afectivas las revoluciones han hecho siempre que volvamos a empezar, porque siempre niegan al individuo. Una observación que se recoge desde la obra “El origen de la tragedia” de Nietzsche, en la que cuenta la pugna entre lo dionisiaco y lo apolíneo. También en la obra “Eros y civilización” de Marcuse. Ambos autores interrogan sobre por qué construimos una sociedad contraria al ser humano. Responden que sucede porque relegamos los sentimientos, los enmascaramos y somos incapaces de reconocer múltiples formas de los mismos y se estancan, lo cual atrofia la capacidad sentir los problemas de los demás y ver sólo los uno mismo, pero se perciben aislados del mundo, cada cual va a lo suyo y cada colectivo también. Es un problema sentimental, porque la sociedad se estructura sobre la base de encerrar los sentimientos, no deja que fluyan y se crean sucedáneos, falsos sentimientos.

Banner
  • ACTUALIDAD
  • GENTE
  • HUMOR

Si te pega es maltrato, denúncialo... 

 

TMB es burla de les peticions de Stop Pujades

 

 

Fanfarria Taquikardia

 

Jueves, 14h30. Habla el Presidente del BCE, Mario Draghi. El Consejo ha dejado igual los tipos de interés. Dice Draghi que la perspectiva de una baja inflación está basada en una economía débil y que si hace falta, el BCE estaría de acuerdo en aplicar medidas no convencionales, la famosa compra de activos (estímulos monetarios) de los que veníamos hablando aquí..

 

LA VIÑETA

INFOGRAFÍA

#MarcaEspaña

Últimos Comentarios en El Palabro

HABLAMOS

Arabic Basque Catalan Chinese (Simplified) English French Galician German Greek Italian Portuguese Russian

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons

Homepage-Sicherheit