LQSomos. Lo Que Viajamos

Un recorrido por el lago navegable más alto del mundo, conociendo las islas flotantes de los Uros, Taquile y Amantaní, esculpidas con terrazas de cultivos preincaicos y habitadas por culturas atrapantes. El Titicaca es también el lago más grande de Sudamérica, un sorprendente espejo azul a 3800 metros de altura.  

La primera vez que vi ese gran mar en las alturas tenía veinte años, iba en un “periplo iniciático” de Buenos Aires a Perú por tierra, con mochila al hombro, y estaba en viaje por Bolivia de La Paz a Copacabana. Lo que más me llamó la atención –además del azul profundo que se confunde con el cielo diáfano del altiplano– fueron las nubes pegadas al horizonte. El lago más grande de Sudamérica, compartido por Perú y Bolivia, con mil kilómetros de costas, está en la meseta del Collao, en los Andes Centrales, a 3800 metros de altura y sobre una superficie superior a los 8500 kilómetros cuadrados. El Titicaca está formado por dos espejos de agua separados por el estrecho de Tiquina, y como no hay puente la gente y los vehículos cruzan en barquitos de motor. Si bien este lago cristalino recibe 25 afluentes y de diciembre a marzo llueve mucho (el resto del año es casi seco), el agua se pierde por evaporación. Y aunque el clima aquí es extremo, el Titicaca lo modera generando un microclima ideal para actividades agropecuarias. Si no estuviera, esta zona habría sido un páramo helado y solitario.

A unos 280 kilómetros al noroeste de San Fernando del Valle de Catamarca, surgen entre los cerros pardos bañados por el sol las ruinas de El Shincal. "La Cuzco de Argentina", la definen las autoridades que hoy lanzarán en el Museo Nacional de Bellas Artes su puesta en valor, coordinada en conjunto entre la Gobernación de Catamarca, el CONICET, el Ministerio de Turismo y el de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

Por su ubicación estratégica y su imponente arquitectura –señalaron–, se trató de la capital meridional del Imperio Inca. "Es uno de los primeros centros incaicos de toda Latinoamérica, de mitad del siglo XV. Lo que pasa es que estaba oculto, se descubrió hace relativamente poco, en un valle rodeado de montañas. Hoy ves los vestigios de esa civilización y te impresiona, te da sensación de que estás rodeado de vida, notás un centro enérgico importante", comentó a Tiempo Argentino la directora de la Casa de Catamarca, Yanina Martínez.

¿Esta en tu planes viajar a Palestina? se responsable.

Una invitación para descubrir Palestina.

Más que una guía turística, este libro brida amplia información sobre la totalidad del espectro cultural palestino: histórico, arqueológico, religioso y arquitectónico, así como de las realidades cotidianas de la ocupación israelí. Describe lugares arraigados en la memoria palestina, lugares que son testigos de la una historia y una identidad creada a partir del contacto con civilizaciones del Medio Oriente, el Mediterráneo y la península Arábiga. Pero también las tragedias contemporáneas y la lucha del pueblo palestino por es reconocimiento de sus derechos.

La guía proporciona una completa información práctica del transporte, hoteles, cafés, restaurantes, museos y centros culturales.

Joyas de piedra para los dioses.

Hassan atesora dos de los templos más bellos y activos del sur de India, pertenecientes al momento de mayor esplendor de la dinastía Hoysala. En Halebeedu el dedicado a Shiva, y en Belur el consagrado en honor a Vishnú, ambos joyas talladas durante 86 y 103 años, donde se inscribe información como en un manual con hojas de granito.

Como cuadernos de láminas desvencijadas, acaso centinelas de un pasado glorioso, dos templos yacen inmóviles en el suelo de Hassan. Sus frisos, sin embargo, se extienden a uno y otro lado, como si adquiriesen vida propia sobre los inmensos muros, ladeando esculturas y perdidos a la suerte del humo del sándalo. En ellos se relatan batallas épicas sobre elefantes, amores de dioses y hombres, escenas sexuales e hitos de la religión hindú. Algunos brahmanes y sadhus, pero también personas comunes de túnicas coloridas y rostros pintados con bosta de vaca, se posan frente a ellos, elevan sus manos al cielo e intentan unir lo terrenal y lo celestial con su invocación.

 
El primer Pájaro loco que se me perdió en México, era un libro de unas imágenes brutales…
Yván Silén
 
But don’t discard the possibility that it may had been the case that the Norton, La Poderosa, had a larger role in shaping history than what history books tell us.
Cesar
 
Pero lo más sorprendente de todo es que el gran «Bird» se presentó en Toronto sin su saxofón, ya que lo había empeñado poco antes en alguna tienda de Nueva York para costearse su dosis de heroína, según cuentan varias enciclopedias del jazz. Por ello, tuvo que acudir de urgencia a una tienda de instrumentos de Toronto, en la cual tan sólo pudieron prestarle un saxofón de plástico.
Israel Viana

México

Los edificios parecen libros
amontonados de silencio
mientras el otoño
se detiene en un funeral de horas
y alguien pronuncia mi nombre detrás de la ausencia…
El pájaro loco (1972)

Sin más, el vuelo del aeropuerto de Detroit al DF encara su teleología: dar con el manuscrito que, a principios de los setenta, perdió un escritor puertorriqueño (Yván Silén) en “la ciudad más transparente” (el DF de Carlos Fuentes). Viaje literario, en más de un sentido. Por un lado, como búsqueda del poemario perdido, El pájaro loco de Silén; por el otro, como traslación afortunada de la poesía puertorriqueña, escrita en Nueva York en español (El pájaro loco, 1972), a la prosa poética de Octavio Paz:

En Costa Rica, la naturaleza vibra “in extremis”, la selva ruge y la biodiversidad es inmensa. Puerto Viejo es un poblado costero que preludia bellas playas, habitadas por descendientes de inmigrantes jamaiquinos y visitadas por hijos de los primeros hippies.  

Puerto Viejo de Talamanca, a 200 kilómetros de San José, es un pueblo de pocas calles de tierra y muchos bares y hoteles. Ahí se conservan las viejas construcciones afrocaribeñas y las proas de los barcos de los pescadores anclados son el trampolín al Caribe.

Esta costa es un pedazo de Kingston (capital de Jamaica) anclada en el continente. Los fieles recitan, en un inglés caribeño (el mekatelyu patois), el Kebra Nagast, el texto épico nacional etíope, con fondo de reggae, comida vegetariana, peace and love y panafricanismo.

 Puerto Viejo tiene unos pocos miles de habitantes y es el preludio a algunas de las playas más bellas del mundo, corazón de las aguas cristalinas y de la exuberancia del bosque tropical: Cocles, Chiquita, Uva, Manzanillo.

Los dreadlocks (rastas), orgullo de la peluquerías locales, duplican la melena del León de Judah estampada en la bandera etíope: verde, amarilla, roja. Los colores adornan los cuerpos de esta iglesia nocturna, devota de Bob Marley y del profeta Marcus Garvey.

Banner
  • GENTE
  • ACTUALIDAD
  • HUMOR

@ROJOCANCIONERO - @LUISFARNOS "A la Calle"

 

La Historia de Monsanto Resumida a 70 Segundos

 ¿La deuda es nuestra y tenemos que pagarla?

La guerra por el petróleo y el gas continúa
Gaza es invadida sencillamente para lograr el control del yacimiento de gas Gaza Marine (30 mil millones de metros cúbicos). Vean dónde está situado.

 

LA VIÑETA

INFOGRAFÍA

POBREZA INFANTIL EN EUROPA

Últimos Comentarios en De Viaje

¡PALESTINA LIBRE!

HABLAMOS

Arabic Basque Catalan Chinese (Simplified) English French Galician German Greek Italian Portuguese Russian