Javi Ávila Navas*. LQSomos. Abril 2017

Ese monstruo al que apenas nadie mira. Nadie habla de las cárceles a no ser que sea para decir incoherencias tales como que las personas presas disfrutan de piscina y televisión. Claro, de piscina, quizá de haberla en la cárcel en cuestión sería posible que les sacasen una vez, una hora en todo un verano y en cuanto a televisores sino tiene la persona presa dinero, no puede comprársela y si existen personas indigentes con televisor es porque recibieron la herencia de otr@s pres@s excarcelad@s.

Ninguna formación política alivió a las personas recluidas que ascienden a cerca de 70.000, un total de 149 personas por cada 100.000 habitantes, ocupando el segundo puesto en Europa con mayor número de personas presas después de Inglaterra. Habida cuenta que el índice de DELINCUENCIA es ridículo: “La que no sabe “na´ de na´”, su compi Urdagañán, Bárcenas, Rato, Blesa y los verdader@s y auténtic@s DELINCUENTES son lxs dueñ@s de las cárceles y nunca, jamás serán encarcelados a no ser que se trate de un golpe de efecto o de algún tipo de estrategia”.

Siendo Director General de Instituciones Penitenciarias Antoni Asunción, del PSOE, ya fallecido -por lo que a mi respecta el descanso es justo el de este sujeto-, fue más conocido por ser el creador y propulsor del R.E. Régimen Especial al que le dio otra vuelta de tuerca-asesina denominándole F.I.E.S. Fichero de Internos de Especial Seguimiento (la cárcel dentro de la cárcel, “GUANTÁNAMO Made in spanis”) por incurrir en rigor innecesario, torturas, instaurar el régimen especial FIES y aplicar las medidas de dispersión enviándonos a centenares de kilómetros de nuestros lugares de residencia a penar. Lo único que hizo fue des-humanizarlo todo más, concediendo “Patentes de Corso” a tod@s sus carceler@s para que nos torturasen hasta matarnos. Cuando le tocó el turno de legislar al PP mantuvieron e incluso enraizaron el ya fallido y asesino sistema penitenciario. Desde la oposición, recuerdo a Cristina Almeida, allá por el 91, cuando fue requerida por los presos amotinados en un secuestro de verdugos-carceleros en Tenerife. Doña Cristina, en lugar de abogar por los presos torturados les invitó a que depusieran su actitud sin ninguna garantía para ellos.
Hoy “tenemos” una nueva formación en alianza con IU, que es Unidos-Podemos y no han mirado siquiera de soslayo al interior de ese monstruo asesino que es la institución penitenciaria, tampoco han promovido investigaciones. Por no hacerlo no lo han hecho siquiera en los presidios en los que hay mujeres-madres con hij@s. ¿Cómo pretenden inspirar una mínima confianza?
Con rabia, con mucha rabia por que hablo de algo empírico, algo que viví, sufrí y padecí y aún sigo arrastrando. Para muestra un botón: Soy hijo de obreros, de familia numerosa, barriero y pobre….ya está!! candidato seguro a carne de presidio. Esas eran las características que buscaban en personas vulnerables.

La cárcel la embrutecieron. A partir de 1.979 que entra en vigor la aperturista (en teoría), Ley Orgánica General Penitenciaria y el Reglamento Penitenciario que la desarrolla, lo que hicieron fue LEGALIZAR, subrayar la LEGALIZACIÓN de la destrucción de los individuos en las cárceles. Con la Ley más aperturista de toda Europa (sólo en teoría, repito) pero con el mayor número de casos de torturas, asesinatos, malos tratos, rigores innecesarios y denegación de libertades por enfermedades incurables. Nada que ver con lo que otros sistemas penitenciarios en Europa estaban y están haciendo. Siempre, siempre con la cadena perpetua en vigor, como en mi caso, sin delitos de sangre, con una pena de 20+18+20+4 = 62 años de condena, desde que me encarcelaran el 28 de febrero de 1984 hasta el cumplimiento definitivo que según hoja de cálculo proporcionada por la cárcel termino de cumplir el 29 de septiembre del año 2033. Franco, no ha muerto y sus nietos y biz y biz nietos ahí están con las guadañas en ristre.

Respecto a las luchas, grupos anti-carcelarios que “operan” actualmente de manera efectiva contra las instituciones, particularmente, la carcelaria. Me da la sensación de que evitamos, huimos hacer una reflexión honesta y coherente, preferimos dejarnos arrastrar por riadas y mareas. Lo hacemos de manera que, por mucho arte dramático que se le eche a la leña no deja de ser sino una reproducción del sistema al que decimos a los cuatro vientos repudiar y odiar.

La otra parte…en este caso la parte que se supone que lucha contra una institución, infernal, como uno de los más destructivos monstruos del sistema punitivo y dominante, que impone, reprime y asesina. La otra parte, aquella que se vanagloria de luchar contra gigantes fortificaciones, jueces, elementos retrógrados responsables del terror impuesto por la DGIP y contra los tejidos diabólicos formados por torturadores, verdugos impiadosos y ejércitos de Satanases, esa parte grupuscular que se arroga una falsa lucha frente al Estado, contra esa institución carcelaria de tentáculos y uñas afiladas.

Consciente la otra parte de su debilidad (la parte “anti-carcelaria”) de lo insignificantes que están siendo, sabiéndose que tan solo son un pequeño porcentaje que la encaran, no pueden ocultar un “embiste” un tanto pusilánime.

Por falta de herramientas, ideas y entendimiento, a sabiendas de los diferentes afanes y objetivos de aquellos que lo que pretenden es significarse, logran además de los enfrentamientos, que los pequeños grupos rebeldes se dividan, que la unificación de criterios esté ausente, además de conseguir formar estructuras piramidales”, con líderes y mártires, ya sea a un lado del muro o del otro, sino es el “presismo” (esa especie de hipócrita coleguismo, intelectualismo de la parte exterior, con aspectos siempre de “viejos sabios” escondiendo de esta manera sus tristes e indignas realidades). L@s mism@s que se olvidan de aquellas personas encarceladas, que aún siendo rebeldes, contestatarios e insurrectos ante el monstruo carcelario, al no sonar sus nombres para nada, no les resultan rentables. Es@s mism@s que se olvidan de quienes nunca, jamás recibieron un carta, un paquete o un ingreso en sus cuentas de peculio. La realidad es que una vez salta un nombre…si, y digo bien, un nombre, que no una persona que les pueda resultar rentable le abrirán cuentas en las que ingresar dinero para cubrir gastos judiciales. A saber cómo, quién, de qué modo, a quiénes se destinan los ingresos que se produjesen. Existen antecedentes que por vergüenza ajena uno prefiere omitir. Est@s individuos asemejan simples sujetos jugando a tenerse un mínimo de amor propio

El caso que tiene más maldad la parte que se supone digna y luchadora que el monstruo de tentáculos malditos del Estado. Es tan sencillo y fácil manipular a quienes ni siquiera hay que engañar. Están prestos y dispuestos a ser utilizados con tal de disfrutar de unos minutos de gloria, de protagonismo y atención. Porque se dejaron su vida entre cuatro paredes sin saber nada del amor y el afecto. Sabiendo, est@s anti- carcelari@s, de manera meticulosa, cuáles son las afectaciones mentales, emocionales, psicológicas y muchas veces físicas de quienes fueron vapuleado durante meses, años o décadas por la maquinaría-asesina-carcelaria o lo están siendo en este mismo momento. Es injusto que nadie satisfaga su afán de liderazgo con personas que en realidad NECESITAN AYUDA. Lo mismo que preconiza la institución AYUDA, este tipo de grupúsculos preconizan con lo mismo, presumiendo de un falso libertarismo y aperturismo que les hace cómplices, verdugos y en definitiva, una prolongación más del monstruo.

Sin olvidarnos del estigma con el que son escupidas de las cárceles, una vez cumplen sus condenas, las personas presas; socialmente, se las mira de soslayo, con desconfianza, laboralmente no se las quiere ni ver por tratarse de ex-re@s, a no ser que sea para explotarles hasta matarles. Familiarmente, quizá hayan sido borrados del árbol genealógico, aquell@s que tengan la fortuna de tener familia, ni que decir que las asociaciones, “grupos anti-carcelarios” y organizaciones si les “echan una mano” es al cuello.

Con miedo, con todo el miedo que cabe en estos pobres sujetos que se degradan sin ofrecer resistencia a simples guiñoles, sin frío, ni calor. Si no se les hace mártires encerrados, se les margina al otro lado… se les margina a diferentes extremos por simpatías o no… sino bailan al son que tocan este tipo de grupúsculos y sujetos les eliminan de sus planes.

Cuando una persona ha estado años, décadas, bajo el yugo de las instituciones es más vulnerable, es cuanto más necesita que atiendan su demandas de soledad, cuanto más machaque arrastre, más serán, por lógica humana y sentido común, las faltas en las que incurra… cuanto más suene su nombre y apellidos, más débil y vulnerable será, más papeletas tendrá en la rifa. En caso de lograr este lado del muro le otorgarán una especie de falso premio encumbrándoles como líderes de madera, que lo serán hasta que no sean más rentables. Después, y así por lo que he podido observar en los últimos ocho años, desechan un “líder” y cogen un “mártir” o viceversa hasta terminar de “aviarles” Se anotan triunfos que tan solo corresponden a las personas liberadas.

Sin embargo si por lo que fuera no encajasen en sus cánones, gustos o simpatías, repito, no bailasen al son que cantan los otros, se le marginará con crueldad, malicia y desconsideración, quizá con más que la misma institución. Vivimos tristes espectáculos en nombre de la DIGNIDAD.

Desde que en el año 2009 me otorgasen eso que denominan Tercer Grado ningún anti-carcelario puso un segundo de su tiempo en ayudarme o no ser que tras sus “ayudas” existiesen evidentes intereses personales, pretensiones de protagonismo. Hasta hoy solo he visto amagos y conatos de luchas anti-carcelarias, que por cierto, todas han quedado en lo mismo, en encumbrar a un grupito de yupis que lo único que buscan en su satisfacción propia y poco más, sino que nos cuenten el verdadero apoyo, antes, durante y después sin quitarse patatas calientes de encima, enviándolos de ciudad en ciudad y de casa en casa hasta ser absorbidos de nuevo por la cárcel.

Quienes han dispuesto de un pedacito de buen corazón sino han bailado tal como cantaban los “cantamañanas” de turno, se les ha difamado o bien se ha recurrido a la vil mentira contra ellos… por supuesto, sin lograr absolutamente ser creídos. Así pues quien de verdad quiera, pretenda luchar por otras personas que deje de ser para lucir laureles que no les corresponden.

Quizás “algun@s” anti-carcelari@s” les faciliten el “trabajo” a policías y servicios de información, normalmente los escuderos que acostumbran a echarse las glorias más viejas en busca de adulación, estos pobres “usados” presumen inocentemente, ante la policía de lo “anticarcelarios” que son. Les hay que son una bikoka para la policía porque son tan sensibleros y maleables que son capaces de meter a la policía en sus casas y no darse cuenta. En fin es verdad que vi, desde 2009 diferentes conatos de luchas anticarcelarias, tan verdad como que ninguna, hasta la fecha ha hecho nada efectivo por nadie. En este último montaje o cacao o cómo se le quiera llamar, me refiero a las últimas Elecciones Generales donde hemos visto, como auténticos gilipichis, como ya vienen haciendo los fascistas de siempre, se mantienen pegados al denominado poder.

Entre unos y otros nos encontramos con el PSOE del Caso GAL, con la Mafia Policial, la inundación de heroína a mediados de los 70, La patada en la puerta, made in Corcuera, la desaparición de centenares de niños y niñas (Alcasser y otros casos): Caso Lasa-Zabala. Caso Agustín Rueda con Suárez desgobernando… en fin y con el PP: Caso Púnica, el boom inmobiliario del que se han lucrado hasta hacerse con infinitas viviendas y todo lo que estamos viendo desfilar por juzgados y tribunales de toda la geografía española con centenares de pepistas implicados en casos de corrupción.

De verdad, ¿alguien puede creer en la política?… O quizá sea la Corona, la monarquía, la misma que a la vez que sometía a otros sujetos, Estados y países a escuchas telefónicas de otro lado también al rey le escuchaban hasta los pedos otros servicios de inteligencia de otros países. Y ya que salió a colación la monarquía, aún no se sabe si Juan Carlos asesinó a su hermano, como uno puede leer por ahí en diferentes documentos o documentales, tampoco se sabe o si que fuese partícipe del golpe de estado del 23-F. Hemos visto a su hija en el banquillo y a su yerno también le hemos visto, incluso a él mismo alardear de asesinar animales en peligro de extinción.

Ahora surge PODEMOS y como en este batiburrillo político tod@s quieren un escaño, sea opositor o gobernador acaban uniéndose las dos únicas formaciones que parecen de izquierda y forman lo que conocemos por UNIDOS-PODEMOS pero para nuestra desgracia, para desgracia de quienes padecemos estas instituciones asesinas, Unidos-Podemos no ha propuesto siquiera una inspección en las cárceles donde existen mujeres con hijos menores de tres años, como para esperar que pidan la excarcelación de esas miles de personas que se encuentran presas por pequeños delitos que llaman. Por ejemplo por intentar sobrevivir comprando unos pañales para su bebé, con una tarjeta que se había encontrado, una madre en paro o un chico pobre que se encontró otra y se gastó unos 80 euros y fueron a la cárcel de cabeza y ya para colmo citar a declarar a una pareja de señores muy mayores, ancianos yo diría nonagenarios por su aspecto, por el hecho de haberse llevado, presuntamente ,una lata de anchoas valorada en un euro de un monstruoso centro comercial.

¿Si hubiesen sido tarjetas Black, también hubiesen sido encarcelados? ¡¡NO!!. En caso de que hubiesen sido los nietos de los nietos de los fascistas que masacraron el país en nombre del despreciable y asesino franquismo, seguro que hubiesen sido indultados, mejor dicho, no detenidos, ni humillados… Ahí nos muestran por sus medios a Rato y toda su camarilla de Bankia. Todos se han ido de rositas a toque de campana, con el Capo sonriente anunciando la participación en bolsa de la renovada CajaMadrid, ahora Bankia.

Lo dicho. Entre “anti-cárcelari@s” de cartón-piedra y políticos que lo único que pretenden es salir en la foto, solo deseo que ardan todas las cárceles una vez hayan huido los prisioneros y los torturador@s sirvan como combustible que se extienda a esa farsa que lo único que hace es satisfacer sus egos y vestirse de “héroes-destruye-cárceles”.

Aún me dejaré llevar por los sueños y la esperanza de ver cómo se vacían las cárceles de personas que cometieron errores y por ello fueron CASTIGADAS CON SAÑA, encarceladas durante años y décadas, soñaré con que los movimientos políticos sean mínimamente honestos y no se crucen de brazos con que los grupos sociales, sindicales o anti-carcelari@s sean humildes y se sacudan de soberbias, arrogancias y prepotencias, tomando ejemplo de quienes padecieron y padecen el infierno de la cárcel y se siguen dando en cuerpo y alma, por muy dañados que se encuentren.

* Javi Ávila Navas. Expreso y luchador por el cumplimiento de los DD.HH. en las prisiones. Es autor del libro: Un resquicio para levantarse. Historia subjetiva de la A.P.R.E

Onda Global Media.info

https://i1.wp.com/www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2016/09/07_motin_carabanchel_COPEL-LQS.jpg?fit=1024%2C682https://i1.wp.com/www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2016/09/07_motin_carabanchel_COPEL-LQS.jpg?resize=150%2C150LQSomosCeltiberia GlobalLos Otros y YoMÁS AUTORESanti-cárcelari@s,F.I.E.S.,Infierno,La Institución Penitenciaria,Ley Orgánica General PenitenciariaJavi Ávila Navas*. LQSomos. Abril 2017 Ese monstruo al que apenas nadie mira. Nadie habla de las cárceles a no ser que sea para decir incoherencias tales como que las personas presas disfrutan de piscina y televisión. Claro, de piscina, quizá de haberla en la cárcel en cuestión sería posible...Cultura Libre, Comunicación Libre
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Reddit0Print this pageEmail this to someone