Marina Skydancing & Iñaki Alrui. LQSomos. Julio 2017

“Un acróbata muere tras un fallo en un espectáculo en directo durante el Mad Cool…”

Con esta escueta nota de agencia, se informaba de la muerte “accidental” de un artista que realizaba su trabajo en el festival madrileño “Mad Cool”, sin ir más allá, es habitual que la muerte por “accidente” en un trabajo no sea noticia, y no merezca un minúsculo espacio en el mundo de la información, solo será un dato para estadísticas, poco publicitadas.

Pedro Aunión Monroy, así se llamaba el artista fallecido, trabajaba en el mundo de las artes escénicas, bailarín, coreógrafo:

“…Espectáculos basados en la investigación de nuevas tendencia escénicas vinculada a la danza aérea y a una apuesta por la experimentación en el campo dramatúrgico…”(1)

Pedro Aunión participaba en un espectáculo en el intermedio de los conciertos del festival Mad Cool en Madrid, cayó desde 30 metros de altura, mientras ejecutaba su número de danza, delante de miles de personas, podría haber sido parte del espectáculo, como algunos pensaron en un principio, pero no lo era. Era, es, un accidente real, la muerte de una persona.
Ahora vienen las preguntas: ¿Qué es lo que falló? Cuando se sabe de la profesionalidad de este artista que precisamente está especializado en danza aérea, ¿qué medidas de seguridad se habían adoptado?, ¿quién supervisa la seguridad?

“ …La danza aérea es un lenguaje que aporta un tempo distinto tanto por el cambio de plano como por los cuerpos en suspensión. Consigue un efecto visual que propone al espectador una sensación de riesgo e ingravidez que se apodera de su atención…”(1)

La otra pregunta es de ética, de moral ¿cómo puede ser que no se suspenda el festival? tal vez por aquello de “El espectáculo debe de continuar…” Veinte minutos después del accidente, el grupo cabeza de cartel de este viernes, Green Day, salía al escenario para realizar su espectáculo con toda normalidad, como si nada hubiera sucedido.


¿Dónde queda el valor de la vida, el cariño del duelo compartido?. Dinero, capital, ¡todo por la pasta! que no pare nada, que la “Caja” siga funcionando… en esta escala de valores vivimos, lágrimas de cocodrilo, condolencias hipócritas.

La denuncia de l@s trabajador@s del Festival, a través de un comunicado difundido por las redes, denunciaban la muerte de Pedro Aunión, y además levantaban el velo sobre la “parte de atrás” de los festivales, algo que es bastante desconocido, pero que es normal, para desgracia de tod@s, en la precariedad y submundo en el que se trabaja en el mundo del teatro, del cine, de la danza y por supuesto en el de los festivales “mega guays” y súper modernos que concentran a miles de personas, sin apenas responsabilidades laborales (2).


Hubo quien se marchó, triste por lo sucedido e indignado por cómo lo habían gestionado los responsables del festival, pero otras personas decidieron seguir con la fiesta. Comentarios en Twitter sobre el tiempo que llevaban esperando a su grupo favorito o el dinero que habían gastado eran suficiente para justificar esa falta de empatía hacia la víctima.

La presión de las redes sociales, la denuncia de las trabajadoras del festival “Mad Cool” ha conseguido que esta muerte salga en informativos de TV y en los “mass-mierda”, más allá del simple dato estadístico.


La organización sólo se pronunció a través de una nota de prensa de tres líneas (3), lamentaba el accidente y lo demás son “por razones de seguridad” ¡tomen nota l@s asistent@s! del peligro de desalojar un recinto de estas características, algunos pensábamos que después de los sucesos del “Madrid Arena” esto estaba controlado y garantizado, pero según el segundo comunicado de la organización (forzado por la presión en las redes), insisten en que no se suspendió por la “seguridad”, por favor saquen sus conclusiones.

Este sábado decenas de personas se concentraron a la entrada del recinto del festival para mostrar su apoyo a la familia de Aunión y protestar contra la decisión de los organizadores de no cancelar el evento musical.
Gritos de “Pedro, hermano, nosotros no olvidamos” y “El precio de tu abono no vale una vida”, sonaban justo a la entrada del recinto, a las siete de la tarde, hora de entrada masiva a la tercera jornada del Festival. Recuerdo y apoyo a la familia de Pedro, y también denuncia por el tratamiento a este accidente y por las condiciones en las que trabajan los artistas.

Notas:
1.- En cursiva, extractos de la Web de la compañía de Pedro Aunión, In Facy Aerial Dance
2.- Oferta de trabajar gratis en el Festival, para “reciclaje” pero de limpieza
3.- Comunicado oficial de Mad Cool Festival

https://i1.wp.com/www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/07/green-day-mad-cool-lqsomos.jpg?fit=758%2C469https://i1.wp.com/www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/07/green-day-mad-cool-lqsomos.jpg?resize=150%2C150LQSomosIñaki AlruiMadrizMÁS AUTOREScondiciones laborales,Green Day,Mad Cool,Muerte en directo,Pedro Aunión,precariedadMarina Skydancing & Iñaki Alrui. LQSomos. Julio 2017 “Un acróbata muere tras un fallo en un espectáculo en directo durante el Mad Cool…” Con esta escueta nota de agencia, se informaba de la muerte “accidental” de un artista que realizaba su trabajo en el festival madrileño “Mad Cool”, sin ir más...Cultura Libre, Comunicación Libre
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest2Share on Reddit0Print this pageEmail this to someone