Silvia Delgado*. LQSomos. Diciembre 2017

Cuando amanezco derrotada porque no encuentro el fósforo que incendie mi rebeldía, cuando no soy capaz de ver victorias por ninguna parte, cuando todo esto me sucede, miro a las mujeres.
Pero no a las que alumbran la historia con su luz, no a las que tienen sus nombres escritos con mayúsculas, no.
Miro a las mujeres sencillas, a las que hacen que este mundo sea menos fiero de lo que muchos desearían.
Estas mujeres que me ayudan a recuperar la esperanza casi siempre son humildes, casi siempre son apaleadas, casi siempre ignoradas.
Viven sus vidas a trompicones, asediadas por el hambre y por la guerra, viven pobremente sorteando el plomo, esquivando a los dioses. En pie frente a los golpes.
Desafían a quienes destruyen sus casas y disparan a bocajarro a los niños.
Viven pariendo en los controles militares. Pariendo sin luz ni agua. Pariendo vida en la barbarie.
Estas mujeres colosales en coraje, inmensas mujeres de olivo, acarrean el agua en sus pueblos ocupados, se levantan al alba para acompañar a los hijos a las escuelas y sortear el muro infranqueable, recuerdan a los mártires y salen a la calle para señalar a los culpables.
Buscan como liberarse, como volver a su tierra, como conservar la memoria en estos tiempos de cobardes.
Y no tienen una sola tregua.
Ellas son las que me renacen.
Por cierto, hablo de Palestina, de sus heroicas mujeres.

Más artículos de la autora
* LQSomos en Red

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/11/Mujer-Palestina-loquesomos.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/11/Mujer-Palestina-loquesomos-150x150.jpgLQSomosLos Otros y YoSilvia Delgado FuentesLa hora de los pueblos,Libertad,Mi casa,PalestinaSilvia Delgado*. LQSomos. Diciembre 2017Cuando amanezco derrotada porque no encuentro el fósforo que incendie mi rebeldía, cuando no soy capaz de ver victorias por ninguna parte, cuando todo esto me sucede, miro a las mujeres. Pero no a las que alumbran la historia con su luz, no a las que...Cultura Libre, Comunicación Libre