Mariví Gallardo*. LQSomos. Abril 2017

Previamente a la exposición “¿Bandera es femenino?” (1) y como complemento de este trabajo se realizó una encuesta a un centenar de personas, aproximadamente igual número de hombres que de mujeres. Algunas entrevistas fueron grabadas y pertenecen al video arte: “Tirando del hilo” (2).

El objetivo de las preguntas de la encuesta era comprobar si el género gramatical influye en nuestra percepción y construcción mental del mundo que nos rodea.

Según estudios de diversos equipos de investigadores, el lenguaje mantiene estrechas relaciones con diversos procesos psicológicos básicos y otros superiores como el pensamiento y el razonamiento y ha suscitado gran interés la cuestión de hasta qué punto el lenguaje determina el modo en que pensamos y cómo influye el género gramatical de las palabras en nuestra visión y percepción del mundo. Así, el uso de términos genéricos masculinos reduce el número de mujeres que recordamos (Stahlberg, Sczesny y Braun, 2001), también la proporción de hombres y mujeres que creemos que forma parte de un grupo varía según el término genérico que utilicemos para referirnos a ese grupo (Braun, Gottburgsen, Sczesny y Stahlberg, 1998). Por lo tanto, tendría implicación y afectaría a la nominación de mujeres y hombres para ocupar diferentes puestos laborales (3).

Entonces, ¿Tiene el género gramatical algún efecto en la manera en la que percibimos el mundo? Aunque no reflexionemos sobre ello con frecuencia, día tras día nos las tenemos que ver con dos géneros: el biológico y el gramatical. Pero ¿cómo se manifiesta la transmisión de géneros a nuestra representación mental de los objetos?

Para verificar si el género gramatical realmente lleva a los hablantes de diversos idiomas a concentrarse en diferentes aspectos de los objetos, Boroditsky (Ciencias del Conocimiento), Schmidt y Phillips (Psicología del Desarrollo y evolutiva) realizaron un experimento en el año 2002. El resultado fue que los hablantes seguían el género gramatical de su lengua materna, asignándole adjetivos femeninos a los objetos gramaticalmente femeninos y adjetivos masculinos a los objetos gramaticalmente masculinos. Por ejemplo, en el caso del objeto “llave”, cuyo género gramatical en alemán es masculino (der Schlüssel), se nombraron atributos como “duro, pesado, con picos, metálico, dentado” y “útil”. Además en alemán las llaves no tienen dientes, sino “barbas”… En español, por el contrario, la llave fue descrita como “dorada, compleja, pequeña, graciosa, brillante” y “diminuta”.

Entonces basándonos en dicho estudio atribuimos connotaciones masculinas o femeninas a los objetos según su género gramatical.

¿Pero que pasa en el caso del sustantivo bandera, con género femenino?

Las encuestas se hicieron para tratar de averiguar si al objeto bandera, a pesar de ser un objeto que históricamente ha pertenecido al ámbito masculino y de la guerra, se le atribuían connotaciones femeninas debido a su género gramatical.

El resultado fue que los adjetivos utilizados para calificar a este objeto han sido por orden de más a menos utilizados, los siguientes:

-CÁLIDA
-COLORIDA
-LLAMATIVA, VIBRANTE
-BONITA, HERMOSA, VISTOSA
-EMOTIVA, SENTIMENTAL, DELICADA, ESPIRITUAL
-IMPONENTE, SUBLIME
-DIVERTIDA, ALEGRE, ORIGINAL
-APASIONADA
-CERCANA, ACOGEDORA, FAMILIAR
-TRANQUILA, SERENA
-INCLUSIVA, UNIFICADORA
-CONCORDIA, ARMONIA, QUIETUD
-MORTAL, DESAFIANTE, MISTERIOSA

Es decir que, mayoritariamente las personas encuestadas al margen de su sexo y del tipo de bandera elegida le han atribuido al objeto bandera connotaciones del género biológico femenino.
Dichas encuestas han formado parte de la exposición “¿Bandera es femenino?”, expuesta en el Centro de Artes Plásticas del Cabildo de Gran Canaria, desde el 2 al 31 de marzo de 2017.

Notas:
1.- ¿Bandera es femenino?
2.- Con relación a las preguntas realizadas a medio centenar de personas:
¿Con qué bandera te identificas como mujer? y/o ¿Con qué bandera te identificas como hombre?, el resultado ha sido el siguiente:
– 8,5 de cada 10 mujeres entrevistadas no se sienten identificadas, como mujer, con ninguna bandera.
– 7 de cada 10 hombres se sienten identificados, como hombre, con alguna bandera.
– La mayoría de mujeres que se identifican con una bandera, lo hacen con banderas “globales”, como la LGTB con el arco iris, la de la paz o con algún color (roja, violeta).
– La mayoría de hombres que se identifican con una bandera, lo hacen con banderas más “sectoriales”, como pueden ser las de clubs deportivos, provincias, países o grupos de naciones como la de la unión europea.
3.- Relación entre pensamiento y lenguaje: cómo el género gramatical afecta a las representaciones semánticas de los objetos
Banderas: entrevista con Mariví Gallardo

https://i0.wp.com/www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/02/Abanderada-Mariví-Gallardo-LoQueSomos.png?fit=1024%2C825https://i0.wp.com/www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/02/Abanderada-Mariví-Gallardo-LoQueSomos.png?resize=150%2C150LQSomosBatiburrillo literarioMÁS AUTORESReflexión¿Bandera es femenino?,género gramatical,Marivi Gallardo,Mujeres,PensarMariví Gallardo*. LQSomos. Abril 2017 Previamente a la exposición “¿Bandera es femenino?” (1) y como complemento de este trabajo se realizó una encuesta a un centenar de personas, aproximadamente igual número de hombres que de mujeres. Algunas entrevistas fueron grabadas y pertenecen al video arte: 'Tirando del hilo' (2). El objetivo...Cultura Libre, Comunicación Libre
Share on Facebook0Share on Google+2Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Reddit0Print this pageEmail this to someone