Redacción/Agencias*. LQSomos. Junio 2017

Puerto Rico padece una deuda de más de 70.000 millones de dólares y se declaró en bancarrota en mayo pasado. La crisis en la isla es cada vez más profunda y los estudiantes y trabajadores protagonizan constantes manifestaciones populares.

«¡Esa deuda es ilegal!», «¡dictadura colonial!», cantan los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico sobre la avenida bordeada de palmeras que acaban de bloquear este miércoles. Entre ellos crece la indignación al ver a su isla sumida en la quiebra y sometida al dictamen de Washington.

«Vienen a cortar el presupuesto público para dárselo a los grandes bonistas», protesta Mariana del Alba, refiriéndose a los supervisores de deuda enviados desde la capital estadounidense.

«Todo para pagar una deuda que ahora mismo no sabemos ni siquiera si es ilegal o si es legítima», añade.

Esta estudiante de derecho de 27 años señala el edificio donde se reúne la comisión encargada por Washington para supervisar la recuperación de las finanzas de Puerto Rico, el Estado libre asociado de Estados Unidos que padece una deuda de más de 70.000 millones de dólares.

La llamada Junta de Control Fiscal es vista como una imposición colonial por muchos puertorriqueños, que defienden con orgullo su identidad cultural.

Como ocurrió en Grecia, donde la llegada de «la troika» fue rechazada por gran parte de la población, los boricuas han ignorado por mucho tiempo los préstamos descontrolados y las acusaciones de corrupción. Hasta que todo explotó.

Pero a diferencia del país mediterráneo, Puerto Rico no es independiente. Ex colonia española convertida en territorio estadounidense a fines del siglo XIX, la isla de 3,5 millones de habitantes tiene su propio gobierno -bajo el estatuto de estado libre asociado- desde el año 1950.

Este 11 de junio, sus habitantes son convocados a un referéndum no vinculante para pronunciarse sobre esta relación.

Incapaz de honrar sus deudas, Puerto Rico se declaró en quiebra a principios de mayo. La bancarrota no afecta por el momento a Estados Unidos, pero en la isla la crisis se hace sentir con fuerza.

En la Universidad de Puerto Rico, cerrada por protestas estudiantiles desde fines de mayo, sillas y mesas encadenadas a los portones bloquean el ingreso. «Que no sigan recortando a ciegas», pide Mariana del Alba.

Los dos partidos que se han alternado en el poder desde el año 1950 (el Partido Nuevo Progresista del gobernador Ricardo Rosselló y el opositor Partido Popular Democrático) se acusan mutuamente de este desastre financiero.

Los analistas señalan que revitalizar la economía de la isla será más difícil bajo la presidencia de Donald Trump, quien aboga por recortes en asistencia alimentaria y programas de salud para los más pobres.

* Con información de AFP, Granma y Actualidad RT
Puerto Rico- LoQueSomos

https://i0.wp.com/www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/06/Independentistas-marchan-en-San-Juan-Puerto-Rico-Loquesomos.jpeg?fit=615%2C304https://i0.wp.com/www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/06/Independentistas-marchan-en-San-Juan-Puerto-Rico-Loquesomos.jpeg?resize=150%2C150LQSomosPuerto RicoRedacción LQSomosBoricuas,Ejército Popular Boricua,independencia,Presos políticos,Puerto RicoRedacción/Agencias*. LQSomos. Junio 2017 Puerto Rico padece una deuda de más de 70.000 millones de dólares y se declaró en bancarrota en mayo pasado. La crisis en la isla es cada vez más profunda y los estudiantes y trabajadores protagonizan constantes manifestaciones populares. «¡Esa deuda es ilegal!», «¡dictadura colonial!», cantan...Cultura Libre, Comunicación Libre
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Reddit0Print this pageEmail this to someone