Mónica Oporto*. LQSomos. Marzo 2017 Mauricio Macri, en un nuevo acto de perversidad y cinismo (que le sobra) e insensibilidad social (de la cual carece) en el transcurso de la Navidad pasada -como consta en el Boletín Oficial del 26 de diciembre de 2016- aprovechó el receso parlamentario para suprimir tres leyes recién aprobadas por el Senado: la que reinstauraba el salario mínimo profesional, la que fijaba el protocolo preventivo de la trombofilia y la que legitimaba la expropiación del hotel. Tres vetos que pegaron a los sectores trabajadores, a las familias. Nuevamente Macri o su entorno -en el marco…
Continuar leyendo