Javier Coria*. LQSomos. Junio 2016

Fatos Kongoli, uno de los máximos representantes de las letras albanesas, muestra en Tirana Blues la crudeza de una sociedad que trata de librarse de sus demonios.

Dos historias de amor interrumpidas. El cadáver abandonado de un joven. Un inspector que intenta atrapar a los asesinos. Con estas líneas argumentales, con personajes y escenarios diversos, intelectuales y mafiosos, la capital y la periferia, Fatos Kongoli crea una novela, a veces burlona, que ahonda en la realidad contemporánea de su país, un presente en el que las calamidades y el infortunio ya no sorprenden a nadie.

Tras las cinco novelas del ciclo “Las cárceles de la memoria”, entre las que se encuentran Una nulidad de hombre, El sueño de Damocles y Piel de perro, publicadas por Siruela, que auparon al autor a la élite de las letras albanesas, Kongoli vuelve a sorprendernos con este libro. Los lectores hallarán en las páginas de Tirana Blues todo un mundo cargado de dolor y amargura por la inconcebible degradación de una sociedad que trata desesperadamente de librarse de sus propios demonios.

El protagonista de la novela, Fatos Nano, nos conduce en Tirana Blues por un paisaje de marginalidad, partiendo de dos mundos aparentemente inconexos: Tirana, la capital, donde la vida parece discurrir con toda normalidad, y los suburbios, que con la caída de la dictadura de Enver Hoxha y el consiguiente colapso de las estructuras sociales y económicas en la casi totalidad del país, crecieron sin orden ni concierto a las afueras de la “gran” ciudad.

El elemento que conecta ambos mundos es el eje corrupción-política-mafia-marginación. Este eje facilita los mimbres con los que el autor elabora la trama.

Si bien el hilo conductor es la investigación que lleva a cabo el inspector Kurti, que tras el cadáver abandonado de un joven, trata de atrapar a los asesinos, este hilo se ve interrumpido casi constantemente por la narración de vivencias, pensamientos y recuerdos de los diferentes protagonistas del relato, que vienen a dar el necesario color al trasfondo de la novela, configurando el paisaje completo que da verosimilitud a la trama; aunque a veces el recurso a la analepsis y la narración discursiva, dificulten el fluir del relato.

El joven Eral Perjaku se mete muy a su pesar en una situación harto difícil fruto de su pertenencia al mundo marginal del suburbio; el inspector Kurti se ve inmerso en una investigación en la que topa una y otra vez con el complicado triangulo corrupción-mafia-política; y el profesor Platón, que se convierte en protagonista involuntario y pasivo del suceso que da origen a la investigación, son los tres pilares en torno a los cuales se va dibujando el mapa completo de este relato.

Fatos Kongoli (Elbasan, Albania Central, 1944) Matemático de formación, trabajó como periodista literario y redactor editorial. Después de la caída del régimen de Enver Hoxha, comenzó a publicarse su obra literaria, que obtuvo un gran reconocimiento tanto en su país como en el extranjero. Actualmente, reside en Tirana. Considerado por la crítica internacional como el sucesor de Ismaíl Kadaré.

Lea el primer capítulo, clic aquí

Ver también: La provocación de Ismaíl Kadaré.

Más artículos del autor
* LQSomos en Red

https://i2.wp.com/www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/05/Portada-Tirana-Blues-loquesomos.jpeg?fit=265%2C400https://i2.wp.com/www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/05/Portada-Tirana-Blues-loquesomos.jpeg?resize=150%2C150LQSomosJavier CoriaNovelaFatos Kongoli,Fatos Nano,Ismaíl Kadaré,Las cárceles de la memoria,Tirana BluesJavier Coria*. LQSomos. Junio 2016 Fatos Kongoli, uno de los máximos representantes de las letras albanesas, muestra en Tirana Blues la crudeza de una sociedad que trata de librarse de sus demonios. Dos historias de amor interrumpidas. El cadáver abandonado de un joven. Un inspector que intenta atrapar a los asesinos....Cultura Libre, Comunicación Libre
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Reddit0Print this pageEmail this to someone