Arturo del Villar*. LQSomos. Octubre 2017

Me siento tan patriota de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica, como el que más
y en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación
de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie.
Dijo el comandante Che Guevara ante la Asamblea General de la ONU el 11 de diciembre de 1964.

I
El héroe y su leyenda

Cuántas palabras derramadas en vano desde entonces,
cuántos han muerto en la defensa de esos derechos mudos
ante el imperialismo inmenso con sus grandes negocios.
Los pueblos se quedaron grises confiando todavía,
pero ya nadie los redime de las contradicciones.
Obrero: el mundo está violento buscando la esperanza,
Campesino: perdiste entera la costumbre de antaño.
Profesor: te dejaron solo con una falsa herencia.
Estudiante: recobra el día que se encendió en la noche.
Militar: puedes ser amigo si vuelves la pistola
contra la tiranía, vuelve con tu gente elegida
para abrazar las libertades en las calles y el campo.
Los dictadores nos obligan a recrear el mundo
para los parias de la Tierra, basta de sacrificios.
La humanidad no tiene castas, es como el mar enorme,
sus aguas son el agua misma desparramada y junta,
con plena libertad avanza sobre un futuro libre.
Y eso lo supo el Ché Guevara cuando iba por la selva
con los libertadores bravos, frente al colonialismo,
contra la infame dictadura de un hombre sobre todos,
triste gusano reverente del emperador gringo,
el enemigo de los pueblos hechos cenizas secas,
montado en la ametralladora, dicen que es invencible,
pero los guerrilleros fieros opinan que es de paja.

II
Brindó con fuego el Amo Supremo

EN Washington las hienas y chacales,
con sus cuentas corrientes espantadas,
chillaban como ratas desquiciadas
al sentir peligrar sus capitales.

Sentenciaron al Ché sin tribunales:
“Nuestras acciones bajan descarriadas:
hay que matarlo con sus camaradas”,
vomitaron sus fauces criminales.

Lyndon Johnson oyó sus sinrazones
y dijo: “No más Cubas.” La sentencia
del Amo se cumplió sin dilaciones.

Tenían que cortar la independencia
de los pueblos y atar sus ambiciones,
pero no morirá jamás su herencia.

III
Manda la muerte

FIJÓ la CIA su voraz mirada
sobre el jardín latinoamericano,
según sus cuentas un negocio fácil
para sus intereses dominarlo,
tenía los dineros suficientes
para comprar a jefes y soldados,
un ejército oscuro bien dispuesto
de crueles malhechores sobornados,
evadidos de cárceles, ladrones,
reos de cometer asesinatos,
una tropa incendiaria sin cerebro,
compuesta de espantables mercenarios,
nuevos conquistadores insaciables,
ninguno de ellos tiene aspecto humano,
deben seguir al comandante Dólar,
preparador canalla de gusanos
titulado en West Point de bandolero,
marchan talando vidas complacidos,
el Tío Sam los arma con largueza,
gente del Ku Klux Klan los ha entrenado,
y ascienden en su escala delictiva
con nuevos cargos bien remunerados,
cobran por guerrilleros abatidos
como por campesinos torturados.

IV
El dictador servil soñaba en sangre

Éste es el criminal René Barrientos,
gusano general puto y golpista
que convirtió a Bolivia en terrorista
sin dejar de ordenar fusilamientos.

Fue un dictador de métodos sangrientos
al servicio del Amo imperialista,
modelo de matón nazifascista,
mientras buscaba su engrandecimiento.

Éste es el títere que, tenebroso,
facilitó el retraso de la historia,
servilón de la CIA venenoso.

Su nombre es una tacha infamatoria,
pero su crimen resultó infructuoso:
con la muerte del Che nació su gloria.

V
La traición lo siguió por la selva

Con odio digo NO mil veces y siempre a los tiranos,
los asesinos siguen maquinando nuevas miserias negras
contra la América iluminada por una estrella roja,
cómo poner cadenas subterráneas a los liberados,
desde Washington distribuyen el color de las colonias,
son generosos para pagar traiciones muy opacas
los tiranos nacionales cumplen las órdenes del Amo,
el Supremo Dictador de todos los dictadores,
le llaman Presidente, porque en verdad preside
los consejos de administración de los fabricantes de armas,
maniobra a los títeres de las colonias desde su trono
y es obedecido por todas las alimañas,
porque los gusanos han crecido tanto que son víboras
bien alimentadas desde Wall Street con carroña humana,
y vestidas con uniformes militares por la CIA,
entrenadas para domar al hemisferio a sus intereses,
con la bendición del Dios Dólar todopoderoso,
al que sus fanáticos ofrecen sacrificios humanos
para aplicar la solución final, así llamada porque extermina,
y para ello hay que empezar eliminando
al grupo guerrillero que convence a los pueblos,
hay orden de exterminarlo y sirva de escarmiento
para evitar que algunos sueñen con la independencia,
que es una palabra perniciosa y blasfema.

VI
El verdugo fiel

Se llama el criminal Mario Terán:
comprado para ser ejecutor,
le quita el mote a Judas de traidor
por ser el hijo amado de Satán.

No es de la raza humana este alacrán,
venenoso, corrupto y malhechor,
brazo armado del odio y el horror:
no cabe más vileza en un rufián.

América: maldice a este Caín
que te quiso matar a ti con él;
la maldición no alcance nunca fin.

La herencia de Camilo, el Che y Fidel
siga haciendo de Cuba un gran jardín,
y nunca vuelva a haber sierpes en él.

VII
Declaración de amor a Cuba

Qué grande es Cuba, qué isla tan inmensa,
patria común y revolucionaria
que impulsa la justicia proletaria
sobre toda la América indefensa.

Para el colonialismo es una ofensa
por su modélica reforma agraria.
Su ayuda general humanitaria
sabe impulsar felicidad intensa.

Yo no escogí el lugar del nacimiento:
elijo a Cuba como patria amante
mientras me queden corazón y aliento.

Frente al imperialismo amenazante
defenderé su libertad atento,
que en la estela del Che sigo constante.

* Presidente del Colectivo Republicano Tercer Milenio
– Imagen de cabecera: Fotomontaje para LoQueSomos de Mar G. Orozco (Miembr@ de la Asamblea de Redacción de LQSomos)

Notas relacionadas:
Cuando pienso en el Che (El testimonio de Fidel)
Pongamos que hablo de Ernesto
“Yo tuve un hermano…” (el Che y la violencia)

“Si avanzo, seguidme;
si me detengo, empujadme;
si retrocedo, matadme”

Ernesto “Che” Guevara

https://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2014/10/Che-especial-1024x1024.jpghttps://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2014/10/Che-especial-300x300.jpgLQSomosArturo del VillarCubaPoesíaAmérica Latina,Internacionalismo,Lucha de clases,revolución cubana,Solidaridad entre pueblosArturo del Villar*. LQSomos. Octubre 2017Me siento tan patriota de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica, como el que más y en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie,...Cultura Libre, Comunicación Libre
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Print this pageEmail this to someone