Jorge Izquierdo. LQSomos. Diciembre 2017

El 14 de diciembre de 2017 Estados Unidos votará acerca de derogar continuar con “la neutralidad de la Red”, esto es, permitir o no que las empresas encargadas de poner la infraestructura de telecomunicaciones para que los datos circulen por Internet puedan ofrecer un trato preferente a determinados tipos de contenidos, empresas o usuarios y de forma completamente arbitraria. La casa es mía, la infraestructura es mía. Yo pongo las condiciones.

¿No era así hasta ahora? Teóricamente no. Actualmente todo el tráfico que circula por Internet debe recibir el mismo trato. Un operador como Telefónica debe ofrecer la misma calidad de servicio a NetFlix, empresa norteamericana que ofrece películas y series por Internet, aunque sea competencia directa de MoviStar, que también ofrece películas y series por Internet y que pertenece a Telefónica.

Aquellos lectores que estén pensando que entonces la tan cacareada neutralidad de la Red no le afecta porque “…todo esto tiene relación con servicios de pago y bastante tengo ya con ir pagando mi cuota mensual al operador de turno y que generalmente miente más que habla con las condiciones de servicio” estará seguramente en lo cierto y ya puede dejar de leer. Como diría Trapero: Bueno, pues molt bé, pues adiós…

Pero aquellos usuarios que quieran saber qué está haciendo la Unión Europea por la neutralidad de la Red deben saber que El BEREC (Organismo de Reguladores Europeos de Comunicaciones Electrónicas) lo ha dejado muy claro con sus directrices:

Las prácticas comerciales que limiten los derechos de los usuarios están prohibidas.

Con semejante ambigüedad podemos deducir que dichas prácticas en Internet estarán igual de prohibidas que la publicidad engañosa o sobrepasar el número de anuncios televisivos por hora, etc. Unas prácticas comerciales tan prohibidas como extendidas y con unas multas irrisorias.

La Neutralidad de la Red y su debate esconde, quizás de forma intencionada, la existencia y puesta en marcha desde hace ya algún tiempo de dos tipos de servicios de pago a la hora de conectarse a Internet:

Los servicios de acceso general a Internet. Sin control de ningún tipo y donde no existe una calidad de servicio determinada.

Los servicios especializados o de valor añadido IPTV, Televisión HD, juegos en tiempo real, etc.

Ahora adivina qué servicio dice regular la Neutralidad de la Red…

… ¿Ya? Bien.

Ahora adivina en qué servicio de pago se encuentra y se encontrará el spam, el malware y los virus; además de la publicidad abusiva y engañosa.

Efectivamente, los servicios de acceso general se dejan completamente en manos del mercado. Los miles de millones de correos que circulan con spam cada día por Internet reciben el mismo trato que tu inocente correo y ese trato lo seguirá recibiendo con neutralidad o sin neutralidad pues de los servicios generalistas nadie se ocupa. El virus que roba tus datos los envía por la misma red y con el mismo trato igualitario que cuando tu abres la página de www.loquesomos.org (sí, esto es publicidad subliminal ¿qué pasa?).

Entonces, ¿a qué viene tanto ruido mediático con la Neutralidad de la Red? Pues desde mi modesta opinión es algo tan sencillo como que los operadores de telecomunicaciones quieren parte del inmenso pastel económico que genera el mundo de los contenidos, mientras que las empresas que monetizan esos contenidos -que no generan ellas sino los usuarios- como Facebook y Google son las que se muestran más reacias a repartir parte del inmenso pastel.

Que Google exija la neutralidad de la Red cuando sus servicios monopolistas la convierten en juez y parte de cualquier tipo de actividad en Internet podría resultar hasta divertido sino fuera porque ya existen muchos colectivos y partidos políticos (en Europa y en Estados Unidos) que para defender, con buenas intenciones pero con algo de miopía, una Internet justa e igualitaria, están apoyando a la mayor de las multinacionales del planeta. Lo mismo se puede decir de Facebook, Amazon, Youtube, Netflix y un largo etc… ¿son neutrales al ofrecernos servicios? ¿son neutrales al vender y comercializar con nuestros datos?

No, no lo son. Ninguna gran empresa es “neutral” en la Red y más nos valdría exigir a nuestros partidos políticos y gobiernos que llevaran la iniciativa política legislando por una Internet libre de verdad protegiendo y blindando unos servicios de acceso general a Internet universales. Pedir algo así en un país donde se pone precio a luz solar es una quimera, lo sé, pero quizás es menos utópico que pensar que multinacionales mastodónticas como Google con técnicas de mercado que dejan al Gran Hermano de Orwell como un juego de niños, son las defensoras del bien común.

Más artículos del autor

https://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/12/Simbolo_de_la_red_neutral_loquesomos-1024x1024.pnghttps://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/12/Simbolo_de_la_red_neutral_loquesomos-150x150.pngJorge IzquierdoAlboradasCibervidaJorge IzquierdoAcceso universal,BEREC,Internet libre,neutralidad de la Red,operadores de telecomunicacionesJorge Izquierdo. LQSomos. Diciembre 2017El 14 de diciembre de 2017 Estados Unidos votará acerca de derogar continuar con “la neutralidad de la Red”, esto es, permitir o no que las empresas encargadas de poner la infraestructura de telecomunicaciones para que los datos circulen por Internet puedan ofrecer un trato...Cultura Libre, Comunicación Libre